Estudio de Semillas con Forma de Hélice

Hoy os proponemos aprovechar una actividad lúdica y familiar como es un paseo por el campo para iniciar un trabajo de investigación científica, ya que estamos en una época fantástica para la observación de la naturaleza.
Cuando damos un paseo, nuestra costumbre (como la de la mayoría de los niños/as) es ir recogiendo pequeños tesoros. A veces se trata de objetos que simplemente se acumulan en una caja al llegar a casa, pero otras veces llaman especialmente su atención y tratamos de observarlos, clasificarlos y estudiarlos después. En nuestro último paseo recogimos unas semillas que nos parecieron muy curiosas (y que unas hormigas estaban transportando al hormiguero). Lo peculiar de estas semillas era su forma de hélice, cubierta de pelillos.
semillas_forma_helice
Primero tratamos de identificar estas semillas con la inestimable ayuda de “google”, y no fue tarea sencilla:
Buscando acerca de semillas con forma de hélice descubrimos mucha información sobre las semillas de las coníferas por ejemplo, que sin tener forma de hélice, están provistas de unas “alas” de manera que al caer describen una trayectoria helicoidal para favorecer su propagación, ya que así el viento consigue transportar las semillas a distancias lejanas a la planta original. Y, ventajas de ser unos recopiladores de “tesoros”, resultó que también teníamos en nuestra caja unas piñas de otro día de las que se estaban desprendiendo unas semillas que parecían ser de este tipo.
semillas_pinas
 
Así que decidimos probar qué sucedía al dejarlas caer desde cierta altura (subidos a una silla). Efectivamente, caían al suelo girando en forma de hélice. A los chicos les sorprendió este pequeño descubrimiento que les tuvo lanzando semillas un buen rato.
 
semillas_caida_forma_helice
 
Finalmente recuperamos nuestra investigación original y por fin averiguamos que nuestras semillas correspondían a una planta llamada Erodium (“alfilerillo”, o “pico de pastor”) que pertenece a la familia de los geranios y cuya flor, sin saberlo, habíamos recogido también en nuestro paseo. Y que su forma helicoidal se debe también a un ingenio de la naturaleza para favorecer la propagación de semillas con el viento.
 
semillas_y_flores_erodium
 
Para terminar nuestra investigación hemos observado durante unos días las semillas descubriendo cómo las “agujas” de la flor se iban secando y separando en las semillas con forma de hélice con las que habíamos empezado.
Con esta actividad pretendemos dar ideas de cómo guiar y animar a los niños/as a investigar: observar sus intereses (partimos de objetos recopilados por ellos mismos), plantear preguntas (¿qué es? ¿por qué tiene esta forma?), proponer respuestas propias o utilizar las tecnologías a nuestro alcance para recopilar información y respuestas de otros “investigadores” y diseñar pruebas para comprobar la validez de las respuestas.
 
¡Compártenos y consigue el PDF!
Compártenos en FaceBook o Twitter y podrás descargarte la versión en PDF imprimible de esta entrada. Sólo tienes que hacer click en alguno de los siguientes botones y seguir el proceso... ¡Gracias por anticipado!

Deja un Comentario

Pásate por nuestro nuevo canal en Youtube ¡Cada semana un nuevo experimento en video!
+