Granja de Caracoles

Los caracoles suelen fascinar a los niños. Esas pequeñas criaturas arrastrando lentamente sus casas y moviendo sus antenas de un lado a otro explorando el terreno, despiertan su curiosidad. Hoy nos proponemos aprovechar esa curiosidad para iniciar un proyecto de biología en el que estudiaremos detalladamente estos animales: dónde viven, de qué se alimentan y cómo se reproducen…a partir de la creación de una “granja” casera de caracoles

Para hacer la granja necesitamos una garrafa grande de plástico, un cúter y cinta adhesiva, tierra y pequeñas plantas y caracoles de jardín. Colocamos la garrafa en horizontal y cortamos una abertura rectangular en la parte superior con ayuda del cúter (sólo recortamos 3 de los cuatro lados de esta ventana para poder cerrarla posteriormente). Perforamos varios agujeros en esta tapa para que esté ventilada una vez cerrada y ya tendremos el contenedor preparado.

experimento_granja de caracoles_ventana

Ahora debemos crear el hábitat adecuado para los caracoles, así que reproducimos el entorno del jardín donde los solemos encontrar utilizando tierra, hierba, musgo, piedras, trozos de corteza de árboles, hojas, etc….En nuestro caso nos aseguramos de que tuvieran un pequeño estanque para beber (una tapa metálica llena de agua), varios puentes para pasear (fabricados con piedras y ramas), y algún que otro escondite con trozos de corteza. Y una vez montado, pulverizamos con agua para humedecer ligeramente el terreno.

experimento_granja de caracoles_riego

Recordad que necesitamos proporcionarles también alimento, así que añadimos unas cuantas hojas de lechuga y hojas de algunas otras plantas que encontramos en el jardín.

    experimento_granja de caracoles_detalle

Ya sólo nos queda recoger unos cuantos caracoles (mucho más fáciles de encontrar después de un día de lluvia, cuando el suelo todavía está húmedo y si la temperatura es agradable) y colocarlos con cuidado en la granja. Finalmente cerramos la ventana con cinta adhesiva y la colocamos en un lugar cálido pero alejado de los rayos solares directos.

experimento_granja de caracoles_interior

¿Qué aspectos podemos trabajar con nuestras particulares mascotas? Intentaremos plantearnos preguntas sencillas sobre las características de los caracoles. Escucharemos primero las propuestas de los niños/niñas e intentaremos que diseñen experimentos sencillos con el fin de impulsar su descubrimiento autónomo.

1. Observación directa y con lupa de las partes del caracol. ¿Tienen ojos los caracoles? ¿Tienen nariz? ¿Y orejas? ¿Dónde está la boca? … ¿Cómo podemos averiguarlo? Descubrimos sus ojos fácilmente en sus “cuernos”. Pero nos costó más encontrar otras como la boca y la lengua que la descubrimos gracias a las paredes transparentes de la granja. Y todavía no hemos llegado a ninguna conclusión sobre la nariz y las orejas.

2. ¿Cómo son las conchas de los caracoles? ¿Crecen con el caracol? Mientras los colocábamos tuvimos un pequeño accidente con uno de ellos al que se le rompió parte de su concha. Así que es un buen momento para iniciar una nueva investigación. J. Suponía que el “pobre caracol” se moriría…pero después de comprobar que el caracol no parecía muy afectado por la pérdida, decidimos marcar el borde de la concha rota con un rotulador y observar dentro de unos días lo que sucedía.

experimento_granja de caracoles_rotura

3. ¿Dónde les gusta más vivir ? Observamos sus horas de mayor y menor actividad… ¿cuando hace sol? ¿cuando llueve? ¿cuando hace frío o calor? Veremos que tienden a ocultarse de la luz directa bajo las hojas o bajo los trozos de corteza. Además tienen más actividad hacia la noche o a primera hora de la mañana. Y reducen drásticamente su actividad cuando el clima es demasiado frío, caluroso o seco. Algunos se cierran en su concha fabricando una especie de “tapa” que los aísla del exterior: están hibernando.

4. ¿Qué comen los caracoles? Probamos con diferentes tipos de plantas, frutas y verduras para ver cuáles prefieren. ¿les gustará comer también carne o pescado?

5. ¿Cómo se reproducen? Con suerte podremos observar cómo ponen huevos y cómo de ellos nacen nuevos caracoles.

A algunas de estas preguntas nosotros hemos encontrado respuesta, a otras aún no, pero continuamos investigando y os animamos a iniciar vosotros también vuestro propio proyecto de investigación.

Esta entrada participa en el XXVI Carnaval de Biología (edición especial junior), organizado por La Rueda de los Inventos.

 
¡Compártenos y consigue el PDF!
Compártenos en FaceBook o Twitter y podrás descargarte la versión en PDF imprimible de esta entrada. Sólo tienes que hacer click en alguno de los siguientes botones y seguir el proceso... ¡Gracias por anticipado!

10 Comentarios

  1. Mamá osa
  2. Pingback: Bitacoras.com
      • silvia
  3. geral
  4. Isabel

Deja un Comentario

Pásate por nuestro nuevo canal en Youtube ¡Cada semana un nuevo experimento en video!
+