Jugamos con la Luz: Experimentos con Espejos.

Seguro que has utilizado más de una vez un espejo, te has mirado en él, pero hoy te enseñaremos a jugar con espejos, a realizar experimentos con espejos para descubrir la manera en que se refleja en ellos la luz.
Empieza mostrando un espejo a tus alumnos, y preguntando qué es, para qué sirve. Hablad de dónde habéis visto espejos (casa, coche, calle…) y para qué los utilizamos. A continuación reparte un espejo a cada alumno para que experimenten con ellos en el aula. Después poned en común vuestros descubrimientos: “¡Si miro así (con el espejo inclinado) me veo los pies!” “Estoy viendo las nubes que hay en el cielo (a su espalda)” “Hago luces en la pared (con el reflejo del sol)”.
En una segunda ronda de experimentación, los alumnos pueden repetir los descubrimientos que han hecho los demás. O propón alguno de estos juegos:
  1. Dibuja con una tiza un recorrido en el suelo y haz que tus alumnos lo recorran caminando hacia atrás, siguiendo el recorrido con la ayuda del espejo, apuntando con él hacia sus pies.
  2. Coloca a tus alumnos por parejas, cada uno con un espejo. Tienen que buscar la imagen de la cara de su compañero con la ayuda de los dos espejos “retrovisores”.
  3. Busca un rayo de sol con el espejo y consigue que su reflejo aparezca en un punto determinado de la pared.
experimentos_con_espejos
Después de estos momentos de experimentación, podéis clasificar objetos, según si reflejan o no reflejan la luz. Coloca sobre la mesa una cesta con objetos diversos. Unos que reflejen más o menos bien: cucharas metálicas, tapas de frascos también metálicas, CD’s , papel de aluminio, tapas de plástico. Y otros que no reflejen nada: cucharas de madera, trozos de tela o de goma, plásticos, etc. Clasificadlos en dos grupos. Una vez hecho esto, observad cómo son las superficies que sí reflejan y las que no y de qué materiales están hechas. Cómo es la imagen que se refleja: será diferente en la parte cóncava y la parte convexa de la cuchara, estará deformada cuando la imagen se refleje en superficies curvadas.
Buscad por la clase objetos que actúen como espejos aunque no lo sean: las superficies de las ventanas, las pantallas de ordenador o televisión, diversos objetos metálicos, etc.
Si observáis las superficies de una ventana o de la pantalla del ordenador, veréis que reflejan mejor la luz cuando el fondo es de color oscuro (en una ventana, nuestra imagen se refleja mejor cuando es de noche fuera). Basándonos en esta idea, os proponemos crear un sencillo espejo.
Necesitas:
– Cartulinas de colores
– Hojas de plástico transparentes (por ejemplo, de plastificadora)
– Pegamento en barra
Cómo:
Recorta un círculo en la hoja de plástico, que será la superficie reflectante del espejo. Elige un color de cartulina adecuado para colocar de fondo para el espejo (las superficies oscuras reflejarán mejor la luz que las superficies claras). Recorta la forma que quieras darle al espejo en la cartulina. Y pega sobre ella el círculo de plástico (hazlo sólo por los bordes). Sólo falta personalizarlo a tu gusto y comenzar a jugar con él.
experimentos_con_espejos
¿Por qué?
Hay muchas superficies que pueden actuar como espejos. Una lámina lisa de plástico transparente refleja parte de la luz que incide sobre ella. Pero aún la refleja mejor cuando tiene un fondo oscuro. Porque la luz que no es reflejada en la lámina de plástico, la atraviesa y es absorbida por la cartulina oscura. Si el fondo fuera una cartulina de color claro, la luz sería reflejada en esa superficie hacia todas las direcciones (reflexión difusa) y se mezclaría con la luz reflejada por la lámina de plástico (reflexión especular), desapareciendo la imagen especular.
 
¡Compártenos y consigue el PDF!
Compártenos en FaceBook o Twitter y podrás descargarte la versión en PDF imprimible de esta entrada. Sólo tienes que hacer click en alguno de los siguientes botones y seguir el proceso... ¡Gracias por anticipado!

Deja un Comentario

Pásate por nuestro nuevo canal en Youtube ¡Cada semana un nuevo experimento en video!
+