¡Gominolas al Agua! Experimentando la Absorción y Flotabilidad.

Ya sabéis de nuestro gusto por los materiales sencillos. Si hace unos días experimentábamos con disoluciones y Lacasitos o también los utilizábamos para hacer estadísticas con ellos, hoy os proponemos reutilizar unas gominolas para realizar un experimento con los más pequeños en el que experimentarán y descubrirán algo más sobre la absorción y flotabilidad en líquidos, colores, etc. Nuestra idea inicial era reproducir un experimento que hemos encontrado en numerosas ocasiones en Pinterest, en el que se ponen unas gominolas en agua durante varias horas (preferiblemente toda una noche) y se observa después cómo estas aumentan increíblemente de tamaño debido a la absorción del agua…Para completar el experimento utilizamos chucherías con composición y estructura diferente: gominolas blandas y duras, nubes, caramelos duros, etc.
 
 
Y además probamos a poner algunas muestras en aceite en lugar de agua.
 
 
 
Podemos comenzar pidiendo a nuestros científicos que planteen sus hipótesis sobre lo que sucederá al introducirlas en el agua: “se hundirán”, “cambiará el color del agua”, “ se pondrán blanditas” “desaparecerán en el agua”… Después comprobaremos las hipótesis.
 
Nosotros nos encontramos con que algunas flotaban mientras que otras se hundían. Otras comenzaban hundiéndose, y al día siguiente estaban también flotando. Las que tenían una capa exterior de colorante lo perdían disuelto en el agua, mientras que otras conservaban el color original. Otras pudimos comprobar que efectivamente aumentaban de tamaño tal como habíamos visto en el experimento original. Otras estaban aparentemente igual, o un poco más “pringosas” en la superficie, pero no habían absorbido tanta agua como las anteriores. Siempre que podáis, acordaos de guardar un grupo de control para poder comparar los resultados.

Ideas para niños un poco más mayores: cuantificar el cambio de tamaño midiendo antes y después del experimento. Pesar las gominolas antes y después de la absorción de agua. Probar el efecto en agua con sal y compararlo con lo que sucede con agua normal. ¿Por qué se producen diferencias?

Como veis un experimento muy muy sencillo para observar, manipular….y degustar. Sí, ya sé que el aspecto final no es nada apetitoso, pero aún así uno de mis hijos se comió casi todos los restos del experimento…. aunque da que pensar sobre lo que ocurre con esas chucherías en el estómago de nuestros hijos.

Por cierto, si os apetece experimentar más con dulces, líquidos y disoluciones, podéis echar un vistazo a Dulce cristalización: piruletas de azúcar o también a Más disoluciones: crecimiento de cristales.

 
¡Compártenos y consigue el PDF!
Compártenos en FaceBook o Twitter y podrás descargarte la versión en PDF imprimible de esta entrada. Sólo tienes que hacer click en alguno de los siguientes botones y seguir el proceso... ¡Gracias por anticipado!

Deja un Comentario

Pásate por nuestro nuevo canal en Youtube ¡Cada semana un nuevo experimento en video!
+