Nuestro Huerto: Diseño y Aprendizaje

Seguro que recordaréis nuestra defensa del huerto como proyecto de ciencias. Pues este verano nuestro huerto está siendo una fuente constante de aprendizaje, y nos hemos aprovechado de esto para introducir un innovador diseño del huerto para experimentar con diferentes conceptos. Para empezar, en primavera sembramos judías verdes. Ya sabíamos que se trataba de una variedad trepadora, así que necesitábamos una estructura para permitir que se enramaran en ella. Entonces decidimos poner en práctica una idea que habíamos encontrado en Pinterest. Se trata de construir una estructura a base de cañas con forma de cono de manera que, al crecer las plantas, da lugar a una tienda de forma cónica o tipi (“tepee”). El abuelo nos ayudó con el diseño para asegurar que todas las plantas recibieran el riego correctamente y no podíamos estar más contentos con el resultado: un lugar perfecto para descansar, protegerse del sol, compartir confidencias…a la vez que hemos aprendido sobre el ciclo de vida de la planta, desde el momento que sembramos aquellas pequeñas judías rojas, hasta su estado actual.

experimentos_en_el_huerto_diseño

A la vez que sembramos las judías, decidimos también sembrar unas semillas de girasol a cada lado de la “puerta” de entrada al tipi. Bueno, finalmente sólo una de las semillas creció, pero se ha convertido en una planta enorme.

experimentos_en_el_huerto_girasoles_2

Curiosamente nosotros teníamos la idea de que por cada semilla crecería una planta recta con una única flor, pero nos hemos encontrado con una planta de la que han salido numerosas flores. Hemos realizado otro mini-proyecto comparando el crecimiento de este girasol con otro que plantamos en casa en un tiesto. Este segundo nos ha permitido seguir más de cerca paso a paso el crecimiento, pero también nos ha servido para descubrir la gran diferencia entre las dos plantas, ya que la que crecía en el tiesto ha salido mucho más pequeña, con un tallo mucho más delgado y tal como esperábamos nosotros con una única flor. Además debido al peso de la flor, hemos tenido que poner una caña para que el tallo pudiera permanecer erguido. Así que todo esto nos ha llevado a cuestionarnos las diferencias entre las condiciones de crecimiento de una y otra: frecuencia del riego, cantidad de tierra, riqueza del terreno, etc. Y aún nos queda la última parte: dejar secar la flor y obtener las preciadas pipas de girasol. Os seguiremos informando.

 
¡Compártenos y consigue el PDF!
Compártenos en FaceBook o Twitter y podrás descargarte la versión en PDF imprimible de esta entrada. Sólo tienes que hacer click en alguno de los siguientes botones y seguir el proceso... ¡Gracias por anticipado!

2 Comentarios

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. cris ake
  3. flavia quispe gutierrez

Deja un Comentario

Pásate por nuestro nuevo canal en Youtube ¡Cada semana un nuevo experimento en video!
+