¿Por qué las hojas cambian de color en Otoño?

cromatografia-hojas_red

¿Por qué las hojas cambian de color en Otoño? Algunos de los colores que parecían “dormidos” en verano, “despiertan” en invierno y crean impresionantes paisajes. Ya sabes cómo puedes realizar impresiones en papel y extraer los pigmentos de las hojas. Pero ¿crees que las hojas sólo tienen pigmentos del color que estás viendo? Hay otros colores escondidos, además de los que ves a simple vista y te vamos a explicar cómo extraerlos.

Necesitas:

  • Hojas de diferentes árboles y plantas
  • Alcohol
  • Mortero
  • Papel de dibujo
  • Clips
  • 6 vasos

Experimenta y observa:

Agrupa varias hojas del mismo tipo. Parte las hojas en pequeños trozos y ponlas en el mortero. Echa un poco de alcohol y tritura con el mortero para extraer todo el jugo y el color posible de las hojas. Deja el líquido macerando durante unas horas en un vaso. Durante este tiempo será mejor que tapes el vaso con papel film o con un plato, para evitar la evaporación del alcohol. Repite ahora con otro tipo de hojas hasta tener 3 muestras diferentes.

Cuando veas que el líquido ha adquirido el color de la hoja, filtra para eliminar los restos de hojas y echa el líquido coloreado en un vaso. Recorta una tira gruesa de papel, enróllala y engánchala con un clip y colócala en el interior del vaso en contacto con el líquido. Repite lo mismo para todas las muestras. Espera unas horas y observa lo que sucede. Verás que el líquido va subiendo por el papel y van apareciendo diferentes colores: verdes, marrones, amarillos, rojos, morados…

Te mostramos un vídeo con todo el proceso:

 ¿Por qué?

Las hojas de las plantas contienen varios pigmentos que les ayudan a captar la energía del sol. De estos pigmentos, el más importante y abundante es la clorofila, de color verde. La clorofila permite a las plantas realizar la fotosíntesis, es decir transformar el dióxido de carbono del aire y el agua en oxígeno y glucosa gracias a la luz del sol. Las hojas contienen también otros pigmentos llamados carotenoides, de colores amarillos, y anaranjados que normalmente quedan ocultos por los pigmentos de color verde, que son más numerosos.

En otoño, sin embargo, algunos árboles dejan de producir clorofila. En otoño hay menos luz y agua, y las plantas comienzan una época de “descanso” en la que se alimentan de las reservas que han producido durante el verano. Así se reduce poco a poco el color verde de las hojas, y van apareciendo los otros colores que antes estaban ocultos tras el verde intenso. Finalmente las hojas se secan totalmente y mueren.

Los colores rojizos de los que se tiñen algunas hojas en otoño son debidos a unos pigmentos llamados antocianinas. Estos pigmentos se producen principalmente en otoño y son debidos al efecto del sol sobre la glucosa que queda atrapada en las hojas de algunas especies de plantas al cesar la fotosíntesis.

La cromatografía es una técnica que permite separar los componentes de una mezcla. En este caso, separamos los diferentes pigmentos disueltos en el líquido de las hojas.

Continúa experimentando:

Repite el experimento sustituyendo el alcohol por agua fría y caliente. ¿Mejora la extracción de pigmentos?

Realiza una cromatografía de la tinta de un rotulador, para averiguar los colores que se ocultan.

 
¡Compártenos y consigue el PDF!
Compártenos en FaceBook o Twitter y podrás descargarte la versión en PDF imprimible de esta entrada. Sólo tienes que hacer click en alguno de los siguientes botones y seguir el proceso... ¡Gracias por anticipado!

4 Comentarios

  1. imma

Deja un Comentario

Pásate por nuestro nuevo canal en Youtube ¡Cada semana un nuevo experimento en video!
+