Visitamos Cosmocaixa en Barcelona

Ya hace unos días que visitamos Cosmocaixa, pero hasta hoy no habíamos tenido ocasión de recopilar nuestras experiencias. Era la primera vez que acudíamos con nuestros hijos y la verdad es que disfrutaron de la visita.
Ya desde la plaza de la Ciencia pudieron observar desde arriba el Bosque Inundado y entraron en el museo deseando llegar a él. Correr por la impresionante rampa de acceso en espiral, con ese enorme tronco de árbol en medio, ayudó a que aumentara su entusiasmo y sólo pararon cuando llegaron al péndulo de Foucault y sorprendidos se quedaron esperando como la mayoría de visitantes un buen rato hasta que vieron caer varias de las barras que demuestran su movimiento circular.

Antes de comenzar la visita a la exposición de la Sala de la Materia nos dirigimos a la exposición temporal de dinosaurios: tesoros del desierto de Gobi. La verdad es que aunque la mayoría de los niños suelen entusiasmarse con cualquier cosa que tenga que ver con dinosaurios, lo cierto es que no es un tema que llame especialmente la atención a nuestros hijos pero igualmente merece la pena por lo impresionante de la exposición. Esqueletos completos de dinosaurios, pequeños esqueletos fosilizados en el interior de su propio huevo, enormes cráneos o patas, huellas fosilizadas …emocionante imaginarse estos enormes animales paseándose a tu alrededor y sentir la fragilidad de nuestra propia especie.

A continuación nos dirigimos a la tan esperada visita al bosque inundado. Es muy interesante el acceso subterráneo donde pudimos observar el laborioso trabajo de las hormigas o la actividad acuática de las distintas especies. Y por fin salimos al bosque donde nos encantó la simulación de la lluvia tropical.
 

Por último visitamos por fin la sala de la Materia, con distintos experimentos principalmente de fenómenos físicos. Los que más les gustaron fueron aquellos donde realmente podían “tocar” como las bolas que demostraban las leyes del movimiento, la simulación del movimiento de las ondas,etc.
 
 
Y terminamos nuestra visita en el parque de Arquímedes donde tenemos un par de juegos “científicos”: el telescopio de sonido, y el caracol de Arquímedes que por supuesto fue todo un éxito para nosotros: la combinación de juego, ciencia y agua fue perfecta para finalizar la visita.
En resumen, una visita recomendable para acercar a toda la familia a la ciencia. Además os interesará saber que la entrada es gratuita el primer domingo de mes. No quedan excusas para no acercarse a conocerlo.
 
¡Compártenos y consigue el PDF!
Compártenos en FaceBook o Twitter y podrás descargarte la versión en PDF imprimible de esta entrada. Sólo tienes que hacer click en alguno de los siguientes botones y seguir el proceso... ¡Gracias por anticipado!

2 Comentarios

  1. bel

Deja un Comentario

Pásate por nuestro nuevo canal en Youtube ¡Cada semana un nuevo experimento en video!
+